top of page

La ceguera operativa (ceguera de taller) – 6 recomendaciones para combatirla


La ceguera operacional es un fenómeno del que la mayoría ha oído hablar. Es uno de los fenómenos más indeseables que a veces se pueden encontrar en las empresas. Pero pocos pueden definir qué significa exactamente. Esta guía te pondrá al día sobre el tema de la ceguera operacional y te explicará qué es realmente y cómo puedes reconocerla y, si es necesario, eliminarla.


Ceguera operacional: ¿qué es eso realmente?

No existe una definición uniforme para el término ceguera operacional. Una definición popular, pero bastante general establece:


"La ceguera operacional es la falta de atención a los procesos operativos".


Si bien eso es absolutamente correcto, es demasiado poco detallado para que el término sea realmente comprensible.

La siguiente definición entra en un poco más de detalle y también nombra una causa específica:


"Hablamos de ceguera operacional cuando los procesos operativos actuales ya no se reevalúan, sino que simplemente se mantienen y se consideran correctos únicamente sobre la base de la rutina y el pasado".


Una definición similar también podría ser la siguiente:


"[La ceguera operacional describe] tendencias perceptivas y críticas inapropiadas que a menudo son causadas por la rutina. Una característica clásica de la ceguera operacional es la percepción limitada de los procesos operativos y las interrelaciones."


Por lo tanto, las siguientes dos declaraciones clave pueden derivarse de estas definiciones:


  • La ceguera operacional es la falta de atención y evaluación de los procesos operativos y las interrelaciones.

  • La ceguera operacional surge de las rutinas



Ten cuidado con la rutina, incluso si parece conveniente

Las rutinas como tales no son malas. Sin embargo, a veces pueden obstaculizar la innovación porque están demasiado orientados a los valores empíricos. En cierto sentido, las rutinas pueden ser anteojeras que bloquean la visión de nuevas ideas.


En este punto, el conocido dicho "Nunca cambies un sistema en funcionamiento" puede venir a la mente. Las cosas van como deberían, las tareas están claramente definidas y como todo siempre ha sido así, no hay razón para cambiar las cosas.


Esta mentalidad a menudo se conoce irónicamente como oficialidad. Una lista de "argumentos" contra el cambio y la innovación diría lo siguiente:


"¡Siempre lo hemos hecho así!"

"¡Nunca hemos hecho eso!"

"¡Entonces todos estarían haciendo eso!"


Entonces, ¿por qué deberías cuestionar las rutinas cuando todo es tan sencillo con ellas?

Es simple: Porque de lo contrario todavía estaríamos arando los campos con caballos de fuerza y mano de obra.


Una razón importante es el constante cambio social y tecnológico. Especialmente en el mundo de hoy, constantemente surgen nuevas ideas, tecnologías y tendencias. Algunos de estos tienen el potencial de cambiar profundamente la sociedad o de poner patas arriba los asuntos operativos. Como resultado, áreas de negocio enteras o modelos de negocio pueden transformarse.


Un ejemplo de esto es Internet. Si bien su potencial inicialmente no fue reconocido por muchas personas y fue ridiculizado, ahora es una parte fundamental de nuestras vidas. Simplemente hágase la pregunta: "¿Cómo sería en estos días sin Internet?" Creo que la respuesta es clara. Los procesos operativos también han cambiado con el tiempo. También lo ha hecho la forma en que nos comunicamos con nuestros clientes, manejamos las compras y ventas, y hacemos muchas otras cosas.


"Internet es un truco para los geeks de la informática, no vemos un futuro en él."

Ron Sommer, 1990


Este cambio constante hace que sea esencial educarse continuamente y mantenerse al día con los nuevos desarrollos.


Por supuesto, esto no significa que ahora debas invertir tu tiempo, dinero y energía en cada nueva tendencia. Sin embargo, es importante una cierta voluntad de aprender y tratar con la sociedad y los cambios en ella. Esta es la única manera de reconocer y utilizar los potenciales. Mi consejo: cuestiona críticamente cada cambio. Pero eso no significa que debas rechazarlo.


Para expresar todo esto una vez más con un ejemplo:


Por supuesto, una maleta se puede llevar fácilmente y se hizo durante mucho tiempo.

Sin embargo, una vez que esto se cuestiona y se permite que se desarrolle alguna innovación, a alguien se le puede ocurrir la idea de atornillar rodillos en la maleta.

Así, una innovación (ruedas) ha simplificado significativamente un proceso bien conocido y probado (llevar maletas). El requisito previo para esto era no conformarse con el método anterior. Siempre cuestiona el status quo por ti mismo.


Pregúntate a ti mismo

Para aplicar estas ideas en su vida profesional cotidiana, debe tomarse el tiempo para hacerse algunas preguntas de vez en cuando. Úselos para rastrear su propia posible ceguera operativa.


¿Te gusta trabajar en tu campo? En caso afirmativo:

¿Cuándo fue la última vez que cuestionaste críticamente tus actividades y los procesos establecidos en tu organización? ¿Cuándo fue la última vez que pensaste en posibles cambios y los propusiste o implementaste? ¿Te esfuerzas activamente por hacer que el trabajo sea más fácil y más eficiente para ti y para los demás?


¿Es tu producto o servicio tan impecable como cree que es?

¿Sigue estando actualizado y satisface las necesidades actuales de tus clientes? Si no tienes cuidado, tus clientes pueden cambiar a tu competidor porque simplemente piensan más en ello. ¿Estás convencido de la calidad?


¿Qué tan intensa es tu interacción con colegas?

¿Tus interacciones van más allá de una pequeña charla y conversaciones en la cafetería sobre el fin de semana? ¿Reflexionas sobre tu trabajo regularmente?


¿Conoces la visión corporativa de tu empresa y puedes reproducirla claramente? En caso afirmativo:

¿Tu y tu empresa están actuando en consecuencia? ¿O es hora de cambiar? Por supuesto, no hay una respuesta correcta o incorrecta a todas estas preguntas. Sin embargo, te ayudarán a determinar si tu y tu empresa confían y dependen de lo probado y verdadero, o si ya tienes una buena autorreflexión y una voluntad de innovar.


6 consejos sobre cómo evitar los peligros de la ceguera operacional

Hay varias maneras de prevenir proactivamente la posible ceguera operativa. Se presenta aquí en el resumen y se describe a continuación.


6 consejos para la ceguera operativa - 6 Consejos contra la ceguera operacional


Consejo 1: Autocontrol

Revisa y cuestiona regularmente la forma en que trabajas. El desafío aquí es seguir siendo objetivo. La pregunta más importante que debo hacerme es: "¿Estoy pensando activamente en mi trabajo o simplemente estoy actuando fuera de la rutina?"


Consejo 2: pensamiento crítico constante

El pensamiento crítico es una herramienta importante. Puede evitar que los viejos procesos y estructuras familiares se conserven solo porque se consideran irremplazables y libres de errores. Se consciente del poder de esta herramienta y utilízala en cada nuevo proyecto.

La pregunta más importante aquí: "¿Es esta la mejor manera de completar la tarea? ¿O elegimos este camino solo por costumbre y porque siempre lo hemos hecho de esta manera?"


Consejo 3: Obtén comentarios

La retroalimentación de colegas y clientes es importante para ver los asuntos y también a ti mismo desde diferentes perspectivas. Busca el diálogo e intercambia ideas. Tal vez no esté solo en criticar algunas rutinas o en reconocer el potencial de mejora en ciertas áreas.


Consejo 4: Usa herramientas y métodos

Las filosofías inteligentes y las buenas resoluciones no siempre son fáciles de implementar. Las herramientas pueden ayudarte con esto.

Las siguientes herramientas y métodos son útiles:

  • Pugh-Matrix, con la ayuda de la cual se evalúan alternativas de solución sobre la base de ciertos criterios.

  • Quality Function Deployment (QFD) como método para implementar los requisitos y expectativas del cliente en productos y servicios. El método se utiliza para establecer las prioridades correctas.

  • Walt-Disney-Method, que considera los problemas desde diferentes puntos de vista.

  • Business Model Canvas, para analizar analíticamente modelos de negocio.

  • TRIZ-Method, con el que se pueden superar las barreras del pensamiento y encontrar soluciones de forma inventiva.


Atención: "Un tonto con una herramienta sigue siendo un tonto". Algunos métodos y herramientas pueden requerir una cierta cantidad de conocimientos y experiencia para ser útiles. No dudes en buscar apoyo.


Consejo 5: Déjate inspirar

Los eventos culturales, ferias comerciales o museos son una excelente manera de obtener exposición a nuevas ideas, experiencias y perspectivas de nuevas personas. Experimentar cosas nuevas ayuda a romper los patrones de pensamiento arraigados.

Meetups, Startup Nights y eventos similares son ideales para compartir y conocer nuevas ideas y modelos de negocio. Especialmente en el sector de las startups, no todas las ideas de negocio terminan en éxito. Pero exactamente esta cultura del fracaso y las experiencias obtenidas de ella, idealmente de terceros, ampliarán tus propios horizontes. La literatura de ciencia ficción también puede ayudar a abrir la mente a nuevas ideas. Tratar con visiones de futuro entrena el "sentido de posibilidad", el sentido de lo que no es pero podría ser. Siempre hablamos de "pensamiento de crecimiento".


Consejo 6: Contribuye al cambio

Esta dispuesto a cambiar. Tu actitud es importante para permitir el cambio y prevenir la ceguera operativa. Las rutinas a menudo son convenientes, y los procesos de aprendizaje implican mucho trabajo. Al final, sin embargo, el esfuerzo vale la pena. Es por eso que debes derrotar a tu yo más débil. ¿O quieres dejar de avanzar? Da un buen ejemplo y motiva a tus colegas a hacer lo mismo. El cambio se logra más fácilmente cuando trabajamos juntos.


Conclusión

El término “ceguera operacional” describe la falta de atención a los procesos operativos causada por rutinas. Para reconocerlo y prevenirlo, es importante cuestionar los procesos existentes y las propias acciones y lidiar constantemente con las novedades y los cambios. Por lo tanto, debe estar presente la voluntad de cambiar e innovar. Un consultor de desarrollo operacional puede ser la ayuda idónea para esta encomienda.


28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page