¿Cómo atraer a los nómadas digitales y convertirlos en clientes?

Stefano De Carlo, CEO de AutomatiKing.com


Los nómadas digitales son un nicho de mercado muy interesante para el sector de la hostelería y la restauración, pero para poder aprovecharlo hay que conocer mejor el perfil de este tipo de viajeros que teletrabajan mientras conocen el mundo y viven nuevas experiencias.


Para descubrir qué buscan y qué necesitan los nómadas digitales, hemos entrevistado a algunos de ellos y estos son sus testimonios, junto con algunos otros datos de interés que seguro te ayudarán a conocer mejor a los nómadas digitales para poder convertirlos en clientes.


¿Cómo eligen los nómadas digitales qué hacer y a dónde ir?

Si en algo coinciden los nómadas digitales a los que hemos entrevistado es que no viajan a ciegas, sino que usan Internet para descubrir buenos alojamientos donde hospedarse y conocer las experiencias de otros usuarios. “Investigo en Google Maps sobre los mejores lugares”, dice Marco, mientras que Daniela prefiere Airbnb o Tripadvisor para preparar su viaje.


La nómada digital Heidi es más cauta y reserva un alojamiento para las primeras semanas a través de los buscadores o Airbnb y, una vez in situ, decide dónde quiere quedarse, qué zonas le gustan más para vivir e incluso intenta conseguir compañeros de alojamiento para compartir gastos. En cualquier caso, es evidente que las reseñas en buscadores, OTAs y otros lugares similares influyen a la hora de que el nómada digital decida dónde alojarse en su nuevo destino.


E igual de influyente son las reseñas a la hora de elegir restaurante o bar, incluso espacio de coworking, pues los viajeros se guían por las valoraciones positivas. Algunos de los entrevistados afirman que también piden consejo a los lugareños y confían en “los que ya han estado allí”.


Por otro lado, establecer contacto con gente local y otros nómadas digitales de la zona es complicado y para ello Filippo y otros muchos viajeros con su mismo perfil nómada afirman que lo mejor son los grupos de Facebook. Por su parte, Eduardo amplía un poco más sus herramientas de búsqueda para encontrar nuevas experiencias y afirma que “Facebook, Couchsurfing y Tinder son un buen facilitador”.


Datos clave de los nómadas digitales

Y para conocer mejor el perfil de los nómadas digitales, nada como conocer algunos datos que confirman las experiencias y preferencias de este particular tipo de viajero.

  • En 2021, la edad media de estos nómadas digitales era de 32 años.

  • Entre 2018 y 2020 la cifra de nómadas digitales está creciendo rápidamente y solo en Estados Unidos se ha multiplicado por 2, alcanzando una tasa de casi 11 millones de personas. De estos, 70% son blancos, 14% afroamericanos, 7% asiáticos, 7% son hispanos y 2% de otras etnias.

  • De media, son más hombres que mujeres (69% los hombres frente a un 31% las mujeres).

  • El 51% de los nómadas se alojan en hoteles, un 16% en hostales o apartamentos y un 17% usan campers o furgonetas.

  • Suelen viajar lento y solo un 17% de los nómadas digitales visita más de 5 países en un año.

  • Más de la mitad de los viajeros afirma que uno de sus desafíos habituales es conseguir una WiFi fiable y estable.

Además, tras la crisis provocada por el COVID-19 el trabajo en remoto ha salido reforzado, por lo que es previsible que la figura del nómada digital se refuerce en los próximos años.


De hecho, según Global Workplace Analytics el 56% de los trabajadores podría realizar parte de su trabajo desde casa (o desde cualquier parte del mundo con conexión a Internet), aunque también hay estadísticas que afirman que el 34% de los nómadas que empezaron a viajar durante la pandemia afirmaban que tendrían que volver a su trabajo de oficina cuando todo se solucionase, por lo que no todos los nuevos nómadas podrán seguir siéndolo a largo plazo.


Cómo atraerlos y convertirlos en clientes

Hay algunos elementos clave que todo nómada digital busca: conexión a Internet, alojamiento asequible, entorno seguro y ambiente amigable. Además, casi todos ellos le dan gran importancia a la posibilidad de vivir nuevas experiencias, conocer gente y descubrir la cultura local.


Conexión a Internet

Al trabajar en remoto, este tipo de viajeros necesita WiFi para entregar su trabajo, mantener reuniones, recibir información, enviar facturas… El acceso a Internet en las habitaciones y en las zonas comunes, con una conexión estable y buena velocidad, es algo que valoran mucho. De hecho, lo primero que piden los nómadas es conexión Internet y una tarjeta SIM: “una tarjeta SIM local con un paquete de Internet” dice Luigi.


Alojamiento asequible

Los nómadas digitales son viajeros de larga estancia y por ello buscan precios ajustados que, como mucho, se asemejen al alquiler que pagarían si siguiesen viviendo en su lugar de origen. Es por esto que muchos optan por viajar a países con un nivel de vida más bajo que el suyo, pues así su salario les permite vivir con mayor comodidad.


Tailandia y otros destinos asiáticos son habituales entre los nómadas digitales, aunque España gana fuerza entre los viajeros del norte de Europa y de Estados Unidos, pues los salarios aquí son más bajos que en su país y la seguridad de ser un destino europeo les atrae.


Nuevas experiencias

Las personas que deciden mudarse a otro país mientras siguen trabajando en remoto no desean quedarse en una habitación de hotel todo el rato, ni que su vida se convierta en la monótona cantinela de oficina-casa-oficina.


De hecho, solo el 30% de los nómadas digitales afirma trabajar más de 40 horas semanales, por lo que si algo caracteriza a este tipo de viajeros de larga estancia es que quieren vivir nuevas experiencias, visitar lugares y conocer gente.


De esta forma, un hotel o restaurante puede atraer a este perfil de viajero si mantiene al día a sus clientes de actividades en la zona, organiza eventos o planifica excursiones en grupo.


Consejos de marketing

Captar nuevos clientes es complicado y existen complejísimas estrategias de marketing que no siempre dan los resultados que uno desea. No obstante, una de las claves para poder convencer a alguien de que ofrecemos el servicio que busca es conocer a nuestro target o público objetivo.


En el caso del nómada digital, las encuestas demuestran que es muy importante la presencia online, por lo que invertir en SEO para mejorar el posicionamiento en buscadores es de lo más interesante. También animar a los clientes a que dejen reseñas online e incluso a que compartan su experiencia en redes sociales, habilitando lugares para tomar fotografías y colocando en zonas visibles los perfiles de Facebook, Instagram, Twitter, TikTok, etc., del negocio para poder interactuar en redes con los clientes.


Aunque sin duda, el marketing más eficiente es el de ofrecer un buen servicio tanto a lugareños como a viajeros, pues el boca a boca hace mucho y el nómada digital no dudará en pedir consejos a personas locales sobre dónde se come bien, cuáles son las mejores cafeterías para trabajar, qué alojamientos ofrecen los mejores precios, etc.


Los nómadas digitales son un nicho de mercado de lo más interesante, con estancias largas y fuera de temporada alta, por lo que aquellos negocios que sepan dar respuesta a las necesidades de este tipo de viajeros podrán aventajar a sus competidores y ganar popularidad entre el público joven. Ser diferentes y ofrecer servicios únicos es clave para el éxito de cualquier negocio, incluido el tuyo.


2 views0 comments