• tecnohotelnews.com

Consejos básicos para diseñar un hotel boutique


Creando el ambiente ideal para los huéspedes

¿Cuáles son las dos características en cuanto a diseño que debe compartir todo hotel boutique que se precie?

Según indica en un artículo publicado en Hotel Designs, el estilo del hotel necesita contar su propia historia para hacerlo único. Desde su punto de vista, los diseñadores de hoteles boutique han de tener en cuenta estos seis aspectos básicos:

Check-in: En el momento en que los clientes cruzan la puerta del hotel deben sentirse bienvenidos. Un agradable vestíbulo que albergue un mostrador de recepción bien diseñado e iluminado. Esta zona es el corazón del hotel y donde el cliente crea su primera y última impresión. Si el espacio lo permite, es preciso incorporar una zona para sentarse. Se convertirá, sin duda, en el lugar de reunión favorito para los huéspedes y sus amigos.

Hacia las habitaciones: La zona del ascensor es otra área a tener muy en cuenta. Los huéspedes pasan mucho tiempo ahí, por tanto, van a inspeccionar los detalles y la decoración mucho más de cerca. Como el vestíbulo del ascensor es a menudo una de las zonas más concurridas del hotel, tenemos que intentar que sea un lugar espacioso y que aporte la señalización adecuada. El diseño del suelo, la iluminación y las paredes se puede utilizar de forma más efectiva para impresionar a todos los que pasan. También es un buen lugar para colocar una obra de arte o realizar un acabado único en la pared. A su vez, es un espacio idóneo para colocar muebles antiguos y demás detalles atractivos.

Un pasillo diseñado con inteligencia: Los pasillos bien diseñados han de conjugar estilo y utilidad. Los cuadros de luces o de cableado deben adaptarse de forma inteligente al diseño, quizá ocultos detrás de una obra de arte o en el propio acabado de la pared. El suelo tiene que ser sólido y fuerte para soportar el paso constante del equipaje y los carros de limpieza, empujados de un lado a otro. Asimismo, para evitar los ruidos de todo ese tráfico es conveniente revestir los suelos con una alfombra de calidad, que ayuda también a romper la sensación de pasillo largo. En cuanto a la iluminación, debe ser suficiente para llevar a los huéspedes a su habitación, pero también lo suficientemente baja como para infundir un ambiente cálido y reconfortante.

Experiencia de alojamiento completa: En un hotel boutique, las habitaciones de los huéspedes son lugares pensados para mucho más que el descanso. Más bien, son espacios multifuncionales y muy personalizados, donde los huéspedes pueden trabajar, cenar, relajarse y dormir. Sin embargo, si un huésped no duerme bien, da igual cuán bien diseñada esté la habitación, probablemente nunca volverá. Una cama sólida y cómoda, combinada con cortinas opacas, insonorización y control de la temperatura son fórmulas acertadas para que el huésped coja pronto el sueño. En lo que respecta al baño, los huéspedes esperarán nada menos que un mini-spa dentro de la habitación. Por eso, si el espacio lo permite, se puede incluir jacuzzi o incluso piscina privada. A su vez, que el hotel cuente con piscina o spa siempre es un aliciente para aumentar las reservas.

Comedor y cátering: Una de las características que diferencia a los hoteles boutique de los de cadena o marca es su tamaño. El lujo y la gran escala raramente van de la mano, por lo que los diseñadores a menudo tienen el desafío de hacer que los salones sean lo más eficientes posibles. La instalación inteligente de muebles, mesas, sillas y accesorios puede convertir una misma área de comedor en zona de desayuno, salón de comidas o incluso zona de descanso durante un evento corporativo. Incorporar un mostrador de buffet abierto con un gran espacio de almacenamiento en su parte inferior siempre es un acierto.

El check-out: La salida debe ser lo más rápida posible. Sin fricciones. A su vez, en este momento, el huésped se llevará la última memoria visual del hotel. Debe facilitar además una zona para dejar el equipaje en caso de que los huéspedes deseen hacer una última escapada antes de partir. En resumen, ya sea un remanso de paz dentro de una gran ciudad o un hotel aislado en una playa remota, la atención en los detalles, así como el servicio y la comodidad diferencian a un boutique de cualquier otro hotel. Y, por último, apueste por la sostenibilidad. Los clientes cada vez son más conscientes del medio ambiente y su conservación.


8 views
  • asesoria priyectos turismo y hoteles
  • Twitter - White Circle
  • Facebook - White Circle

© 2014 - 2020 por UP Consultoría Empresarial ®