¿Cómo organizo eficientemente la jornada laboral?


Algunos consejos útiles para organizar más eficientemente la jornada laboral de modo que las horas rindan verdaderamente y no sea necesario llevar trabajo de vuelta a casa. De esta forma podemos no sólo aprovechar el día, administrándonos correctamente, sino además al organizar nuestro tiempo y espacio evitamos presiones innecesarias por desorganización.

No me alcanza el tiempo, no puedo cumplir con todas las tareas porque no doy abasto, son sólo algunas de las frases que muchos gerentes y empleados dicen una y otra vez en sus jornadas de trabajo, quejándose que no son capaces de desempeñar eficientemente sus funciones y las tareas que se le asignan, lo que por supuesto afecta seriamente en la productividad, generando muchas veces un clima organizacional que deja mucho que desear.

Situaciones tan cotidianas como tener sobrecarga laboral, reuniones interminables, un jefe insistente, entre otras cosas, podría manifestar una baja en tus niveles de energía y desconcentración en lo que haces, llegando al grado de perder la satisfacción por tu trabajo y un posible cuadro de estrés.

Aquí van algunos elementos que nos ayudarán a evaluar nuestro día a día y que podrían orientarnos a distribuir y aprovechar mejor nuestro tiempo.

No olvides planificar tu día. Al llegar a tu oficina, agenda por hora tus tareas. Si tienes que hacer entrega de documentos, preparar una presentación, asistir a alguna reunión, ir al doctor u otros planes personales, es importante que lo tengas presente.

Prioriza tus tareas. Enumera las metas que debes lograr y qué tan importante es cada una. Hazlo de forma detenida, ya que, si todo es “urgente”, sólo te llenarás de estrés y colapsarás.

Decir “no” es algo que debes hacer de vez en cuando. Procura identificar las obligaciones para las que tienes tiempo, y las que simplemente no alcanzarás a cumplir. Si no lo haces, entrarás en un círculo de estrés en el que salir será otra tarea difícil.

Organiza tu escritorio de manera que tu mente no esté distraída en el desorden. Ten lo que utilizas siempre a mano, pero no necesariamente encima de tu escritorio.

Cumple el horario de trabajo, ni más ni menos. Evita distraerte con las conversaciones de tus compañeros, como también evita comer en el escritorio. Para ambas cosas necesitas tu espacio. Espera el momento pertinente.

Aprovecha la mañana. Durante este horario, la mayoría de las personas tienen más energía. Intenta resolver la mayor cantidad de trabajo durante esas horas y así, durante la tarde no estarás tan estresado.

Hay que dejar en claro que trabajar duro y trabajar extra no significa necesariamente un trabajo efectivo. Un buen resultado se relaciona más con cómo optimizamos nuestro tiempo y energía.


7 views
  • asesoria priyectos turismo y hoteles
  • Twitter - White Circle
  • Facebook - White Circle

© 2014 - 2020 por UP Consultoría Empresarial ®